Posts etiquetados ‘Las 6 decisiones más importantes de tu vida’


Bienvenidos nuevamente a mi blog. En este apartado les presentaré una historia contenida en el libro de “Las 6 decisiones más importantes de tu vida” del autor Sean Covey, en el capítulo de padres. Esto lo hago debido a que las estadísticas de este sitio señalan que es de unas de las cosas más buscadas en mi blog. Esta historia es de una gran persona, y de la cual se ha hecho una película (Homeless to Harvard: The Liz Murray history). Pero sin más alardeo les dejo aquí la ya mencionada:

Liz y su hermana vivían con sus padres en el distrito neoyorquino de Bronx. Ambos padres eran drogadictos. Liz recuerda las incontables veces en que amables desconocidos llevaron a su madre a casa desde el bar, con sangre y vómito en la ropa desgarrada. Ella tenía que bañarla y acostarla. Su departamento olía mal y estaba siempre sucio, y casi nunca había comida porque sus padres gastaban en droga el dinero que recibían de la beneficencia.
“El primer día del mes era como navidad, y el cartero como Santa Claus” cuenta Liz. Era el día en que llegaba el cheque. Toda la familia iba a cobrarlo y a Liz y a su hermana las llevaban a un restaurante de comida rápida. Luego los padres las dejaban en la puerta de un edificio mientras ellos entraban a comprar droga.

La vida de Liz, que ya era un desastre, empeoró todavía más cuando a su madre le diagnosticaron sida. Las autoridades separaron a la familia y a Liz en sus primeros años de adolescencia, la enviaron a un orfanato. Después de vivir desagradables experiencias allí, a los 15 años guardó sus pertenencias en una mochila y se fue. Unas veces dormía en casa de sus amigas, otras, en bancas de parques o, si hacía frío, en el metro. En ocasiones pasaba dos semanas sin que pudiera bañarse.

Liz acudió a su madre agonizante hasta que murió de sida. Entonces ella tenía 16 años, y ése fue el momento decisivo de su vida. “Al ver a tantos adultos en la miseria, pensé que si no tomaba las riendas de mi vida, acabaría como ellos… Ver que no tenía nada me aterró, y ese miedo me hizo volver a la escuela”.

Pese a no tener un hogar, Liz se entregó a sus estudios. Tomaba cursos matutinos, nocturnos y sabatinos. Estudiaba en todas partes: pasillos, escaleras o el metro. Después de dos años, terminó la preparatoria.

Luego solicitó una beca universitaria patrocinada por el New York Times.  El comité de selección quedó impresionado con su extraordinaria historia que le otorgó una de las seis becas, y la universidad Harvard la admitió. Con el tiempo escribió un libro sobre su vida, Breaking night, y ayudó a dirigir una película de Lifetime Television, Homeless to Harvard.

-Para mí lo más asombroso es cómo Liz trató a sus padres durante todo ese calvario. Tenía todo el derecho de odiarlos, pero les correspondió con amor – dice el autor Sean Covey-. “El amor es la respuesta”, dice Liz Murray cuando le preguntan por qué se ocupa de su padre cuando él la tenía abandonada.

“No les guardo rencor. Ellos se preocupaban por mí y yo les pago con cariño. Eran adictos desde antes de que naciéramos mi hermana y yo, y quizá no deberían haber tenido hijos. Pero les estoy agradecida. Me enseñaron qué camino no tomar. Y también tengo buenos recuerdos:  mi madre iba a mi cuarto en la noche y me arropaba, y me cantaba. Si hoy pudiera decirle algo sería: ya no te preocupes por mí: estoy bien. Gracias por todo. Y te quiero.

Las 6 decisiones más imprtantes de tu vida. Sean Covey. Capítulo 3, página 164. Primera edición.

 

 

 

 

 

 

 


Para las personas que busquen información de un buen libro, les dejo este reporte de lectura del ya mencionado libro. Es un libro muy bueno y altamente recomendado. Si quieren saber de qué trata por favor lean este post. Saludos.

 

Autor: Sean Covey.
Título: Las 6 decisiones más importantes de tu vida.
Año: 2007.
Editorial: Grijalbo.
Ciudad, País: México.

Sean Covey es vicepresidente de innovaciones y productos FranklinCovey, una organización de fama mundial dedicada a apoyar a individuos, empresas e instituciones para lograr la excelencia. Sean Covey es graduado en inglés por BYU y tiene grado de maestría por Harvard Business School. Es autor de Fourth down and life to go y el bestseller internacional los 7 hábitos de los adolescentes altamente efectivos, que ha vendido más de tres millones de copias y ha sido traducido a más de 15 idiomas. También es un orador muy aclamado, tanto por jóvenes como adultos.

Este libro se divide en 6 capítulos. Tal y como lo dice su título, las 6 decisiones más importantes que los jóvenes deben de tomar se encuentran distribuidos respectivamente en cada capítulo de este libro.

El autor hace una introducción a su libro de los 7 hábitos de los adolescentes altamente efectivos, haciendo esto como un cimiento en estas decisiones que a lo largo de la vida repercuten. En esta introducción, nos encontramos con los principios y valores, tales que debemos de llevar presentes día con día para ser mejores y tomar mejores decisiones en la vida  (es el fin a conseguir de este libro) y evitar cometer errores.

En fin, el autor nos da consejos y propone métodos para llevar  a cabo una juventud acertada y plena. Estos consejos son: ser asertivo, tener el fin en la mente, poner primero lo primero, pensar ganar-ganar (un fin sustentable para todos), aprender a escuchar a las personas y comprenderlas para que seamos comprendidos, trabajar en equipo y darnos nuestra valía, querernos y respetarnos. Hacer conciencia es fundamental en estas decisiones y seguir nuestra intuición.

Capítulo 1.

La escuela es un aspecto importante para cada persona, y es una prueba de superación y fuente de conocimiento que nos impulsará a prepararnos para el futuro.  Nos habla entre la diferencia que habría en la vida de un profesionista y un  empleado, motivando así al lector a querer estudiar para conseguir un título universitario y así abrirse muchas puertas.

Por supuesto, habla de las posibles presiones que cada estudiante carga día con día, pero también nos da consejos y muy buenos planes para lograr nuestros objetivos personales y escolares   ayudándonos  a pensar en cuál es nuestra vocación y seguir nuestros sueños.

Nos da ejemplos de personas que han logrado alcanzar el éxito siendo emprendedores y de otros personajes muy famosos en la historia, como lo es Isaac Newton – dándonos el dato de que él era malo para las matemáticas- haciendo que el lector se inspire en varios de ellos.

Capítulo 2.

Sin duda una de las más importantes decisiones en la adolescencia. Tenemos que centrar nuestra vida, y eso significa que debemos de tener nuestros principios antes que todo, mas no a los amigos, ya que esto sólo nos traerá un desequilibrio en nuestras decisiones y nuestras emociones.

Por otra parte la popularidad es algo que en la escuela muchos buscan, y se desviven por eso. Lo que esas personas no saben, es que el sentido de ser de una persona no radica en cómo lo ven los demás, si no radica en saber quién es uno mismo y los principios de cada individuo en sí.

Todo mundo tiene defectos y debilidades, pero también tienen sus fortalezas. Aunque mucha gente busque hacerte sentir mal, hay que recordar nuestros principios y hacerlo constantemente, ya que en base a ellos sabremos elegir bien a quienes serán nuestros amigos y quienes no lo son realmente. Soportar la presión social de los compañeros en la escuela es un gran reto que se debe de lograr para no cometer errores y lastimar a otros.

Siempre hay que tener el fin en la mente, no centrar nuestra vida en nuestros amigos y recordar quienes somos, nuestros principios y valores.

Capítulo 3.

A diferencia de los amigos, los padres son quienes nos acompañarán por el camino de nuestra vida, pues los amigos tarde o temprano tomarán su propio camino. Aunque los padres constantemente discuten con sus hijos, Sean Covey nos hace ver que no se trata porque nada más quieran discutir, sino porque buscan lo mejor para los hijos. Quizá muchos jóvenes no tengan padres que les den buen ejemplo, pero el autor nos hace reflexionar sobre la comunicación que muchos llevan con sus padres y como siempre él nos aconseja sobre situaciones con los padres. El “qué decir” y el “qué hacer” están muy estrechos para estos casos, y el también “qué no decir” es de suma importancia para llevar una buena relación con los padres. Es en este capítulo donde el autor nos recomienda un libro con una gran historia: “Breaking night” de Liz Murray para aquellos a quienes sus padres no son quizá un buen ejemplo.

Capítulo 4.

Noviazgo y sexo, dos términos que los jóvenes se toman muy en serio, principalmente el primero mencionado. Sin embargo, el sexo lo toman a juego y eso es algo peligroso y por muchas razones es importante, pero la más importante de ellas es: las ETS.

En el caso del noviazgo, no debe de ser el centro de nuestra vida, ya que la adolescencia es una etapa en la que se necesita conocer y experimentar y no por ello debemos atarnos a una relación. El autor nos comparte casos de otros adolescentes y las decisiones que tomaron para que nosotros tomemos el ejemplo a nuestro favor, especialmente casos en donde el novio o novia quiere estar siempre apegado a la relación, cosa que no es correcto.

Mitos y verdades sobre el sexo y consejos para el noviazgo son el atractivo de este capítulo.

Capítulo 5.

Un tema fundamental que deben saber los adolescentes. Las adicciones están en todas partes, desde las drogas hasta ciertos hábitos. El autor nos habla la verdad acerca de cada tipo de drogas y nos presenta con la adicción del siglo XXI. No faltan las anécdotas que nos narran historias de otros adolescentes que cayeron en las garras de las drogas, en las cuales nos pintan una realidad muy probable que podríamos padecer si es que caemos en ellas, y claro, si somos víctimas de una adicción también hay historias de personas que las superaron. Pero lo correcto es siempre decir “no” ante estas tentaciones que a decir verdad no traen nada bueno. Esta decisión se basa en todas las anteriores y nos hace saber que las adicciones no son normales y son difíciles de dejar para los adictos.

Capítulo 6.

La última decisión de la cual nos habla este libro. La propia valía es la prueba fundamental para todas las decisiones anteriores, pues estas son sus cimientos. La personalidad que nosotros tenemos es única y por lo tanto debemos de cuidarla, siempre viéndonos en el espejo real y no en el espejo social, pues es el real el que nos dice quiénes somos en realidad mientras que el social nos refleja cómo nos ven los demás. Aunque los dos son importantes, el de mayor importancia es el espejo real.

Ser íntegros, tener espíritu de servicio y fe, además de salud física, logros, talentos y habilidades nos hace tomar decisiones inteligentes para tener el triunfo de la propia valía. Siempre hay que superarse y seguir nuestros principios, cuidar nuestro cuerpo y hacer ejercicio lo cual es primordial para la salud física y nos ayuda a tener una mejor salud mental.

Este capítulo también define los dos tipos de depresión que existen y también nos da buenos consejos para superar las adversidades. Tomar buenas decisiones es el comienzo de un futuro que nosotros queramos, así que nos corresponde ser inteligentes en nuestras decisiones.

Al final del capítulo encontraremos una lista de películas que el autor nos recomienda ver, pues son películas que tienen un buen mensaje y que de alguna manera tienen que ver con las 6 decisiones más importantes de tu vida.

Robertij0 Facebook 


Hola de nuevo. Bien. Recientemente empecé a leer un buen libro del autor  Sean Covey. El libro se llama “las 6 decisiones más importantes de tu vida”. Entre las cuantas páginas que he leído me he encontrado en la idea de publicar algo al respecto, y es por eso que escribo esta entrada en mi blog. No hace muchos días también comenté en un blog de un buen amigo*, quien ha escrito algo sobre las relaciones humanas con enseñanzas que recibimos muchos desde pequeños.. Su entrada se llama “todo lo que necesito saber, lo aprendí en el jardín de niños”. En esta redacción encontré algo muy importante: LOS PRINCIPIOS,  los cuales nos llevarían a una convivencia mejor socialmente (si todos lo lleváramos en práctica). Pero ahora iré mas a mi punto de vista…. ¿qué es un principio?

El autor Sean Covey fomenta que un principio es una ley de la naturaleza. Y efectivamente lo es, como por ejemplo la fuerza de gravedad. Esta es un principio de la naturaleza. No importa en que parte del mundo te encuentres, la gravedad siempre actuará sobre ti y sobre cualquier cosa que se encuentre en el planeta.

Seguro te preguntarás ¿qué tiene que ver esto con la sana convivencia?. Bueno, pues si has entendido qué es un principio podrás notar que es una ley que siempre se cumple, y así como en la naturaleza existen, también se hallan en las relaciones humanas. Sin ellas, las relaciones humanas serían un fracaso, es decir, no habría una sana convivencia entre todos nosotros.

¿Entonces cuáles son estos principios? La HONESTIDAD, por ejemplo. Esta es un principio, y si eres honesto con los demás te ganarás su confianza. Si eres deshonesto quizá podrás engañarlos durante algún tiempo, pero acabarán por descubrirte. Otros principios son: el trabajo arduo,el respeto, el amor principalmente; la responsabilidad, la renovación, la libertad y la justicia, y existen decenas más.

A continuación leerás una historia ficticia que el autor Sean Covey cita en su libro, en la cuál él pretende ilustrarnos los principios. Se trata de una conversación por radio que tienen un barco de la fuerza armada de los Estados Unidos y las autoridades canadienses frente a la costa de Terranova.

Estadounidenses: Por favor, cambien de rumbo 15 grados hacia el norte para evitar una colisión.

Canadienses: Recomendamos que ustedes cambien de rumbo 15 grados hacia el sur para evitar la colisión.

Estadounidenses: Soy el capitán de un barco de la armada de Estados Unidos. Repito, viren ustedes.

Canadienses: No. Repito, viren ustedes.

Estadounidenses: Éste es el porta aviones Abraham Lincoln, el segundo barco en tamaño de la flota atlántica de Estados Unidos. Nos escoltan tres destructores, tres acorazados y muchas naves de apoyo. Les exijo que viren 15 grados hacia el norte, repito, uno-cinco grados hacia el norte, o tomaremos medidas para resguardar la seguridad de esta nave.

Canadienses: Éste es un faro. Usted dirá.

Sean Covey nos hace pensar que los principios son como los faros: eternos y universales, y no hace falta demostrar su existencia. No es posible destruirlos. Lo único que puede ocurrir es que tú te destruyas chocando contra ellos, seas quien seas.

Como los principios nunca nos fallan, son los mejores pilares en torno a los cuales centrar nuestra vida. Cuando nos centramos en ellos, los demás aspectos importantes- amigos, novio o novia, escuela y familia- ocupan el lugar que les corresponde. Aunque parezca mentira, anteponer los principios a todo lo demás es la clave para lograr mejores resultados en estas otras áreas de nuestra vida.

*http://www.notacolectiva.com/2011/02/todo-lo-que-necesito-saber-lo-aprendi-en-el-jardin-de-ninos/#comment-2